Saltar al contenido

Cómo comprar por internet de forma segura

¿Eres de los que no pueden evitar comprar día por medio algún artículo en línea? No te preocupes, no eres el único, pero es importante saber cómo comprar por Internet, para no llevarnos sorpresas desagradables.

Porque como van los tiempos, no faltará mucho para que se hable de  compradores compulsivos digitales.

Cada día surgen nuevas tiendas online, ofreciendo una variedad increíbles de productos, que incluso muchas veces están disponibles en el otro extremo del mundo. Y que por esas cosas de internet, llegan a tu puerta, antes de que puedas recordar cuánto pagaste por ello.

En España, por ejemplo, el comercio electrónico en el tercer trimestre del año 2017, incrementó sus ventas en un 26%. Lo que indica que cada día, más personas compran por Internet y confían en este modo de comprar para la adquisición de productos, que abarca desde la compra de paquetes turísticos hasta productos de belleza.

10
%


Consigue un descuento del 10% en la compra de Licencias

Sin lugar a dudas los beneficios de saber comprar por Internet son muchos: no tienes que luchar contra el tráfico para ir al centro comercial y buscar aparcamiento, las tiendas online están abiertas las 24 horas, los trescientos sesenta y cinco días del año horas, e incluso, puedes estar en pijamas mientras realizas la compra.

Además es fácil comparar los precios entre varias tiendas online y leer las revisiones de productos de otros clientes antes de comprar. La selección de productos es amplia y se envían directamente a tu puerta.

Pero para comprar online de manera segura y proteger tu identidad personal, es necesario tener en cuenta algunos aspectos fundamentales.

Consejos para saber cómo comprar por Internet de una manera absolutamente segura

 

  • Utiliza siempre sitios web conocidos

Lo mejor es utilizar siempre sitios de confianza, ya que si lo haces a través de motores de búsqueda, pueden manipularte para desviarte hacia enlaces fraudulentos.

También deberás tener en cuenta que los sitios en los que compras no utilicen un dominio de nivel superior diferente, por ejemplo, .net en lugar de .com

  • Presta atención a la URL del sitio

Nunca compres nada en línea utilizando tu tarjeta de crédito, en un sitio que no tenga cifrado SSL, capa de sockets seguros instalados.

Esto es muy fácil de detectar, ya que si te fijas en la URL, comenzará con https://, en lugar de http://.

También aparecerá un ícono de un candado bloqueado, generalmente en la barra de estado en la parte inferior de tu navegador web, o justo al lado de la URL en la barra de direcciones. Esto siempre dependerá de tu navegador.

  • No reveles información relevante de tu vida personal

Ninguna tienda online necesita saber el día de cumpleaños de tu hijo o el nombre de tu mascota. Sé reservado con la información que brindas, porque los hackers siempre están atentos a cualquier información que les puedan brindar sus posibles víctimas.

  • Revisa los estados de cuenta de tu tarjeta de crédito periódicamente

En lo posible, no esperes a que llegue el informe mensual de tu tarjeta de crédito. Hoy en día, es muy fácil controlar desde el móvil los movimientos realizados con tu tarjeta de crédito. Solo lleva unos minutos, y podrás notar cualquier error sospechoso en el momento que se realice, y efectuar los reclamos pertinentes.

Si detectas algo sospechoso, abona la factura de la tarjeta de crédito una vez que estés completamente seguro que los cargos son correctos.

  • Protege tu ordenador y tu móvil

Los ordenadores también se enferman con virus maliciosamente manipulados, y en muchos casos, tienen como objetivo, el robo de información personal de los usuarios desprevenidos.

Debes mantener tus dispositivos protegidos con antivirus actualizados.

El tema es serio, muchos de estos virus incluso están preparados para robar tu identidad.

  • Utiliza contraseñas poderosas, casi indescifrables

Las contraseñas no es un tema menor, es importante que no se puedan rastrear, y más en el caso de que efectúes muchas compras online o realices transacciones bancarias.

Una contraseña segura debe tener al menos siete caracteres, dentro de una combinación de letras, números y símbolos, y en lo posible que algunos de esos caracteres sean en mayúscula.

También te aconsejamos que la cambies cada determinada cantidad de tiempo.

Y nunca uses la misma contraseña para todos los sitios de compras en línea, u otras actividades de la Web, porque si alguien accede a tu contraseña, podrá acceder a todas tus cuentas.

  • Comprar desde el móvil, no es peligroso, pero toma precauciones

Según las últimas estadísticas, casi el 10% de las compras que se realizan online, se efectúan desde el móvil.

Realizar compras desde el móvil es tan seguro como llevarlas a cabo desde un ordenador.

Pero te recomendamos que si realizas una compra desde tu móvil, utiliza las aplicaciones que brindan las compañías más importantes, como Amazon, por ejemplo.

Realiza la compra que desees desde la aplicación, sin tener necesidad de visitar el sitio web.

  • No compres desde ordenadores que no sean los tuyos

Recuerda que las tiendas online están abiertas las 24 horas, por eso siempre estarán esperándote.

No utilices ordenadores localizados en locutorios para efectuar compras online, incluso si revisas simplemente tu correo electrónico, asegúrate de cerrar siempre tu sesión.

Lo mismo va para el tema del Wi Fi. Si te encuentras en un lugar con tu ordenador portátil, e indefectiblemente necesitas realizar una compra online, recuerda utilizar una conexión inalámbrica solo a través de una conexión de red privada virtual, es decir, VPN.

Apégate a las redes conocidas, y mantendrás tus datos personales a salvo.

  • No te dejes engañar por las ofertas increíbles, recuerda que hombre prevenido vale por dos

A todos nos gustaría recibirla última versión de iPhone caído del cielo. Pero, ya sabemos que lo único que cae del cielo es la lluvia y el granizo.

Las estafas pueden llegarte en forma de correos electrónicos, como la conocida estafa de cupones donde te ofrecen un producto gratuito por la compra de otro.

Incluso ten cuidado con todo lo que te llega a través de las redes sociales. Muchas veces tus amigos pueden reenviar un mensaje en forma inocente, un mensaje que contiene un virus, y que puede robar los datos de tus dispositivos.

  • Utiliza un método de pago seguro

Te recomendamos que siempre compres en sitios que tengan métodos de pago seguros, como tarjetas de crédito o PayPal, ya que probablemente te brinden protección al comprador, en caso de que haya una disputa.

En otras palabras, no serás responsable por cargos fraudulentos. Incluso antes de llegar a eso, es posible que tu compañía de tarjeta de crédito o banco te notifique si se detecta una actividad sospechosa.

Ten cuidado con los sitios y aplicaciones que solo aceptan giros postales, transferencias bancarias o cheques.

  • Haz tu tarea y tómate tu tiempo para evaluar la reputación del vendedor

Cuando te encuentres en sitios como eBay, Amazon o latiendadelaslicencias, verifica la reputación del vendedor y lee los comentarios antes de comprar un producto para ver como fue la experiencia de los clientes anteriores.

Siempre puedes hacer una pregunta al vendedor y obtener una respuesta oportuna antes de realizar la compra. Además, lee atentamente la descripción del artículo antes de comprar, incluso dónde se encuentra el vendedor, los cargos de envío, si el producto es nuevo o usado, las políticas de devolución y los métodos de pago aceptados.

Además, no te olvides del consejo número uno sobre las compras: si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea.

  • Cuidado con las aplicaciones de compras falsas

Está demostrado que las aplicaciones comerciales falsas también pueden aparecer en la App Store de Apple y en Google Play, para engañar a los compradores y llevarlos a que descarguen la aplicación y la utilicen.

Estas aplicaciones falsificadas, completas con un logotipo de apariencia auténtica y mensajes de marketing, desean la información de tu tarjeta de crédito para robarte la identidad.

Muchas de ellas son “malware”, software malicioso,  que también puede infectar tu móvil. Otras de estas aplicaciones, pueden pedirte que inicies sesión en Facebook para robar tus datos personales.

Asegúrate de descargar siempre aplicaciones legítimas, obteniéndolas del sitio web oficial de la compañía. Si la descargas directamente desde una tienda de aplicaciones, verifica que haya existido por algunos años y que tenga una alta calificación de muchos usuarios.

Nunca seas el primero en descargar una nueva aplicación de compras.

Si estás interactuando con marcas en las redes sociales, asegúrate de que estén “verificadas”, con una pequeña marca de verificación azul en su perfil, lo que significa que la empresa es legítima.

  • Consulta la política de privacidad de la tienda online

Sabemos que puede ser tedioso, pero es la única manera de saber con seguridad qué hace la tienda online con la información de los usuarios y cómo se transmite.

La mayoría de nosotros tenemos una tendencia a pasar por alto esta información, especialmente si está agrupada con los términos de servicio que todos decimos que hemos leído y aceptado.

Pero es importante leerla, si quieres asegurarte de que tus datos personales no puedan ser vendidos a terceros y que el sitio esté encriptado y sea seguro. Conocer la política de privacidad, es tener ganada media batalla.

  • No utilices tarjeta de débito

Cuando realices una compra online, es mejor utilizar una tarjeta de crédito o servicios de pago como Paypal. La razón es simple: las tarjetas de débito están vinculadas a tu cuenta bancaria, por lo que correrás un riesgo mucho mayor si alguien hackea tu información.

Las tarjetas de crédito, por otra parte, ofrecen más protección si un número de tarjeta es robado.

Si tienes en cuenta todos estos consejos, sabrás comprar en Internet en forma segura.

Existen diferentes tipos de fraudes que atentan contra la seguridad tanto de los consumidores como de las tiendas online.

Tipos de fraude que se pueden realizar a través del comercio electrónico

Las posibilidades de fraude al comprar en Internet está en aumento, no es un cuento que se les relata a los niños para mantenerlos alejados de los peligros.

Y ningún consumidor está exento de que le pueda ocurrir.

Por eso, es importante que como usuarios activos de las tiendas electrónicas, seamos conscientes de las formas específicas en las que se pueden realizar estos fraudes.

Cuanta mayor información tengamos como consumidores, más podremos saber adquirir productos en Internet en forma segura.

Estos son los algunos de los tipos de fraudes más comunes que cada día afectan a cientos de usuarios:

  • Phishing

Esta es la forma que utilizan los delincuentes informáticos para engañar a los usuarios y obtener su información personal.

En este tipo de fraude, un tercero imita una marca confiable, y utiliza la comunicación electrónica para extraer de los clientes desprevenidos información como el número de tarjeta de crédito, contraseñas, etc.

Si los clientes hacen clic en un enlace, son inmediatamente trasladados a un sitio web falso, donde se les pide que ingresen sus datos personas, y se procede al robo e la información.

En muchos casos, ni siquiera es necesario completar los datos, ya que al hacer clic en el enlace, se instala un malware en el ordenador del cliente que recopila la información.

 

  • En nombre del cliente, se produce la estafa

Cuando realizamos una compra en Internet, parece que todo se logra con solo un clic. Y aunque esto es así en realidad, mucha información pasa a la velocidad de la luz entre el vendedor y el comprador.

Después de que un cliente realiza el inicio de sesión en una tienda online, el  ordenador envía la información del inicio de sesión a la tienda online.

Cuando el servidor de la tienda confirma esa información, el cliente accede a su cuenta y realiza la compra, produciéndose otra interacción de información entre los servidores del cliente y de la tienda online.

En general, esas interacciones transcurren sin complicaciones. Pero…los delincuentes informáticos siempre están al acecho.

Y pueden alterar drásticamente el flujo de información, al interceptar la comunicación y hacerse pasar por ambas partes.

Con esto, los hackers logran explotar para su beneficio el procesamiento en tiempo real de las transacciones y obtener los datos confidenciales del cliente, incluso acceder a sus fondos.

Y todo esto, sin que el cliente ni la tienda online, se den cuenta de la violación de datos, hasta que el daño se produce.

La tecnología es muy beneficiosa para crear verdaderas experiencias de compras memorables. Pero siempre es importante mantenerse alertas para evitar los fraudes y los tragos amargos.

Los amigos de lo ajeno también actualizan sus métodos, y acechan desde las sombras. La mejor manera de detenerlos es saber de que manerar comprar en Internet, para que no puedan hacerse con el botín.

¿Qué medidas de seguridad tomas cada vez que realizas una compra online?

close

Sé parte de nuestro movimiento.

Nos encantan las licencias baratas, de eso no hay duda.


¿Quieres formar parte del movimiento?

  • check
    Te asignamos un asesor personal.
  • check
    Recibirás ofertas personalizadas.
  • check
    ¡Recibirás un regalo de bienvenida!